Gabinete América. Centro de Psicología
Cerrar

Familia y Pareja

La terapia familiar es un tipo de intervención que tiene por objetivo ayudar a los miembros de la familia a mejorar la comunicación y resolver los conflictos.

Actualmente los patrones clásicos del modelo familiar han dado paso a una multitud de modelos como pueden ser familias reconstituidas, familias monoparentales, familias con padres o madres homosexuales, hijos adoptados o niños acogidos…

El  Terapeuta Familiar es un facilitador que se  adapta a  cada  familia  y  a  cada  persona  en  particular, analiza cuáles son los deseos  y los transforma en objetivos concretos para trabajar de forma colaborativa.

El proceso de terapia puede incluir a todos los miembros de la familia o sólo los más capaces de participar. Con los padres se trabaja en el modelo educativo que tienen hacia sus hijos, con el único fin de ayudarles en su día a día y que  mejoren su actuación frente a estos.

La terapia familiar no  propone  a  la  familia  qué debe  hacer,  sino que les ayuda a ser  “la familia que desean ser”
 

  • Educación de los hijos
  • Problemas de comunicación
  • Conductas en la adolescencia
  • Conflictos familiares
  • Cuidado de mayores
  • Familias de origen
  • Asesoramiento en las separaciones.
     

 

¿Y si mi pareja, hijo u otro familiar no quiere ir a terapia?

Aunque resulte obvia la necesidad de la presencia del integrante de la familia que 'presenta el problema' en este tipo de terapia es cierto que a menudo algún componente niega o no ve oportuno el acudir a terapia. Por ello, no es de extrañar que gran parte de las terapias de familia y pareja deriven de una primera consulta individual con el terapeuta.
Trabajamos con quien acuda y esté dispuesto a colaborar. No es necesario tener a todos los integrantes de la familia para hacer terapia familiar.

Los problemas de conducta de los hijos, problemas de comunicación, conflictos familiares, cuidado de mayores, familias de origen y asesoramiento en las separaciones son las consultas más frecuentes que atendemos.
 

¿Cuándo se recomienda Terapia de pareja?

Cuando te quejas con frecuencia de que las cosas no van como deseabas, lo mejor es no esperar a que la relación esté demasiado deteriorada y se pueda hacer ya poco por ella.

Las discusiones frecuentes, el malestar en la convivencia, la rutina, la falta de pasión y las infidelidades son los motivos más comunes por los que una pareja, acude a terapia .

En los problemas de pareja los dos son parte del problema  y sobre todo los dos son parte de la solución.

Aunque hay veces que es un miembro de la pareja el que  considera que necesitan ayuda profesional sin embargo el otro no lo considera necesario, en estas ocasiones proponemos una sesión individual para valorar la situación y establecer la forma de favorecer que el otro  participe.

El objetivo  de la intervención es recuperar  la relación y seguir felizmente juntos o separarse lo más civilizadamente posible evitando rupturas dolorosas y conflictivas.